Pederastía: “Delitó imperdonable para un laico, pero pecadito venial, si vistes de morado”

El Vaticano: Acorralado por el cisma que vive el catolicismo, Bergoglio se ve obligado a reconocer la pederastia como delitos. Hipócritamente ofrece duras sanciones para los curas pederastas

¿Sabe usted –estimado lector- que hasta hace unos pocos días la violencia sexual contra menores no era un delito grave para El Vaticano? Pues así es. Se requirió que Bergoglio se viera acorralado por la verdad que ahora entiende el mundo sobre la gran putana vaticana, para que emitiera un documento en el que “especifica” que violar o sodomizar a un menor, es un delito.

Por supuesto que el documento fue disfrazado como un “Motu Propio” (un decreto por iniciativa propia de Bergoglio) pero sólo los ingenuos o los hechizados por la putana vaticana pueden creer que así fue.

El poder y la hegemonía que Roma ha mantenido los últimos dos mil años… ya se perdió… se acabó… finito… caput; por lo que no le ha quedado más a este perro religioso, que tratar de manipular los hechos… y tratar de vender la imagen de que no son los predadores, sino las víctimas.

Hipócritamente, Bergoglio también ofreció “duras sanciones” para los curas pederastas. ¿Duras? la nueva pena máxima por violencia sexual, los actos sexuales con niños, la prostitución y la pornografía infantiles se incluyen como crímenes contra menores y son punibles con hasta 12 años de prisión… pero estas normas SÓLO APLICAN AL ÁREA GEOGRÁFICA que ocupa El Vaticano en Italia… ¿y el resto del mundo? Los curas quedan libres y motivados a seguir sodomizando niños.

Nuevamente el hipócrita papa católico sólo busca hacer un pase mágico para recuperar la imagen perdida de la gran putana vaticana. No busca evitar víctimas de sus curas predadores. Su objetivo es mantener la impunidad de su inicuo reinado. Pero no lo lograrán. La sentencia de su destrucción ya se está ejecutando.