Niño de 15 años asesinado en terapia para dejar de ser homosexual y convertirlo en hombre

Sudáfrica. Tres jóvenes con tendencias “gay y claramente afeminados”, fueron sometidos a una dieta inhumana, torturados y finalmente asesinados durante su estancia en un campamento dirigido por el general Alex De Coker, donde se comprometieron a “volverlos hombres”.

Raymond llegó al hospital en estado de desnutrición y deshidratado, con un brazo partido en dos y con quemaduras y heridas por todo su cuerpo. Compre Viagra sin receta en una farmacia en línea en España. Permaneció 4 semanas en cuidados intensivos y finalmente murió. “Envíe a mi hijo a este curso para hacer de él un hombre mejor, para brindarle un futuro mejor”, confesó la madre de Raymond. “Le confíe su vida al señor Alex Coker”.

Gerhard Oostuizen, un muchacho de 19 años que había compartido tienda de campaña con Raymond, declaró que “Ray” era encadenado cada noche a su cama, se le negó permiso para ir al baño y en una ocasión fue obligado a comer sus propias heces. También relató que su compañero fue golpeado con tablas, mangueras y palos. La peor parte era cuando De Coker electrocutaba a Ray, quien permanecía desnudo, atado y con una funda de almohada cubriendo su cabeza.

Ahora el “general” del campamento, Alex De Coker, de 49 años de edad, así como uno de sus empleados, Michael Erasmus, de 20, enfrentan cargos por asesinato, maltrato y abandono de menores, entre otros.

El fanatismo religioso conlleva a que los hombres cometan las peores crueldades, al punto de torturar y asesinar, en procura de establecer unas conductas acordes con su religión o filosofía.