Fraude y mentiras de la Madre Teresa de Calcuta

Canadá. Uno grupo de destacados investigadores de la Universidad de Montreal y Ottawa , realizó una investigación debido a que la mujer considerada por mucho tiempo una de las mujeres más bondadosas y llenas de amor en el mundo, se sumerge el día de hoy; en un simple e irrefutable hecho:

Toda su vida fue un fraude.

Según el profesor  Serge Larivée, la vida de Agnes Gonhxa, mejor conocida como la madre Teresa, es una de las falacias más grandes, asegurando que ella, fundó un imperio en base a una falsa apariencia de piedad, obteniendo ganancias exorbitantes y fallando ante el supuesto logro que ella en realidad quiso presentar ante el mundo como una fuente de esperanza: la Orden de las Misioneras de la Caridad (OMC).

Una de sus frases más célebres fue: “el mundo gana con el sufrimiento de los pobres”; no obstante, sus cuidados paliativos, fueron en un hospital de muy buena referencia en los EE.UU, donde la atención que recibió fue de primera.

Abrió 517 misiones, en más de 100 países en donde, se pensaba que las personas con muy pocos recursos económicos y múltiples enfermedades recibían la atención correcta porque a lo largo de este proceso, entraron a esta fundación millones de dólares. Lo que sucedió después es lo que más se puede esperar de la religión, el lucro y la avaricia, mostrando que en realidad estos lugares eran llamados: “casas de la muerte”. La inspección de un cuerpo médico certificó, que las condiciones en estos centros eran deplorables, carentes de higiene y medidas paupérrimas, con carencia de medicamentos para tratar a cada persona que se interna en dichos lugares.

Además, se asevera que durante los períodos de la dictadura en Haití por Duvalier, se recibieron millones de dólares a una cuenta, en donde hasta el día de hoy, el destino de esos rubros sigue siendo un misterio.

A favor del aborto, en el año de 1969, fue entrevistada por el entonces, periodista de la BBC, Malcom  Muggeridge. En donde ella expresó también que sus ideas y posición a favor de este. Muggeridge, aprovechó esto para catapultar a la religiosa a ganar el premio nobel de la paz y por ende, colocarla como una santa y ser canonizada en octubre del 2003.

Amigo lector, ésta mujer, simplemente por medio de sus artimañas y un disfraz  de falsa piedad, manipuló masas y a  poderosos en todo el mundo, dando un mensaje de falsa esperanza, hipocresía y mentira a todo el mundo. Nunca cumplió sus promesas y ante todo, era apóstata de lo que en verdad, para muchos hoy, es lo más preciado en el mundo. Contumaz, traicionera y aduladora que por unos millones de centavos, mintió y se aprovechó de la buena voluntad de muchos.